Share
twitterlinkedinfacebook
Antonio tiene 52 años y vive en Marchamalo, hace unos meses decidió, hacerse pastor, le compro unas 80 ovejas al último pastor del pueblo.
Ahora quiere vivir de ellas conservar la tradición y aprender el oficio.